Ocho estilos para decorar una habitación infantil

Ocho estilos para decorar una habitación infantil

¿Vas a tener un bebé y aún no has pensado en cómo decorar su habitació?n ¡no te preocupes! hoy en el Mundo del Pintor queremos inspirarte y por ello te ofrecemos estos ocho estilos para decorar una habitación infantil. Fuente.

1. Provenzal (estilo francés)

Puedes elaborar una pátina a base de cera o barniz para dar tono, profundidad y un aspecto suavemente envejecido a los muebles. Para la decoración elige un bonito bote de porcelana para guardar algunos de los productos de higiene del bebé y opta por telas con estampados delicados y colores suaves para los accesorios de la cuna, o el cojín de la silla de amamantar. Las lámparas o los candelabros con colgantes de cristal o hierro, los colores pastel en las paredes así como los adornos y decoraciones antiguas, hacen alusión a este estilo decorativo francés, que funciona tanto para niñas como para niños. 

2. Romántico

Dale rienda suelta a tus impulsos rococó. En este estilo decorativo puedes incluir corazones, ositos, bailarinas, hadas y mariposas. Los cojines, colchas, cortinas así como los muñequitos de peluche, pueden estar hechos de telas con estampados florales y encajes. El rosado y el lila son los colores más comunes en los ambientes románticos, pero no está prohibido usar el amarillo, naranja o verde muy clarito. Éste es un estilo que se utiliza más que nada, en habitaciones de niñas. 

3. Alegre

Aquí se pueden utilizar colores más vibrantes, aunque sin exagerar para no estimular demasiado a los bebés muy pequeños. Crea adornos y detalles decorativos de colores fuertes, como rojo, amarillo, turquesa, morado y rosa brillante. Como tema puedes incluir globos, actividades de circo, animales de la selva, juguetes, automóviles, aviones o dulces. Si las paredes de la habitación están pintadas de un color neutro como el blanco, las puedes mantener así y agregar adornos, cojines, tapetes y otros elementos decorativos para alegrar la habitación. Funciona para niño o niña. 

4. Clásico

Es un ambiente sobrio, de colores neutrales como el blanco y beige. Se utilizan pocos muebles, pero de líneas tradicionales. Es un estilo con pocos estímulos visuales, por eso no suele estar ligado a temas típicamente infantiles, aunque puedes darle un toque de viveza con telas rayadas o de cuadros en los sillones, cojines y otros adornos. Puedes instalar estantes de madera y decorarlos con cajas, botes y jarrones de tu propia colección. Funciona para niños de los dos sexos. 

5. Moderno

Dentro de este estilo puedes incluir prácticamente todo lo que quieras. Mezcla una cuna contemporánea, con el sofá cama que ya tenías. Invierte en la iluminación del ambiente, con luces directas e indirectas. El uso de telas con texturas interesantes y combinaciones de colores menos convencionales —como morado y naranja, o marrón y rojo— así como los muebles y adornos hechos de material reciclado, son comunes en una habitación con un aire modernista. Puedes reemplazar las pinturas infantiles tradicionales por pósters de películas infantiles. Este estilo lo puedes usar en cuartos femeninos como masculinos. 

6. Campestre

El diseño campestre es encantador para un cuarto de bebé. Puedes usar figuritas o ropa de cama de animalitos, plantas, tractores y otras máquinas. Usa colores fuertes y oscuros, como el color ladrillo, verde aceitunado, marrón, azul marino y rojo. Elije telas florales o con diseños a cuadros y muebles rústicos de madera o mimbre. Trata de no adornar excesivamente la habitación, lo cual podría dejar el ambiente demasiado cargado para la poca edad de su ocupante. Funciona para niños y niñas. 

7. Deportivo

Lo divertido de este estilo es que puedes incluir todos los honores y pasiones deportivas de mamá y papá en el cuartito del niño. Decora paredes y estantes con trofeos y galardones, así como banderas y camisetas de sus equipos favoritos. Raquetas y balones también son excelentes objetos decorativos. Elige uno o dos colores de tu equipo favorito y destácalos en la ropa de cama de la cuna, en el sillón, cortinas y cojines. El estilo náutico también funciona en los ambientes deportivos, los cuales tradicionalmente se utilizan más en los cuartos de varones, pero nada te impide probar este estilo también en el cuarto de tu niñita. 

8. Retro

Si lo que quieres es una habitación que te dé la sensación de haber viajado en el tiempo, esta clase de ambiente —cubierto de juguetes antiguos y telas de lunares— es una excelente opción. Empieza eligiendo un papel de pared con aspecto antiguo o retro y deja que los colores y el diseño te inspiren para lograr que la habitación se remonte a los tiempos de tu abuelita o bisabuela. Los colores suaves dan un aire más antiguo y los más fuertes, crean un estilo de la década de los setenta. Si algún familiar todavía conserva trajecitos antiguos de bebé, puedes enmarcarlos para crear cuadritos nostálgicos. Es un estilo que funciona bien para niños y niñas. 

21/05/2014 Actualidad 1862

ha sido añadido a su lista de deseos

Continuar comprando Mi lista de deseos