Consejos para pintar la piscina

Consejos para pintar la piscina

Con el verano a la vuelta de la esquina, toca ponerse manos a la obra con uno de nuestros rincones preferidos de casa ¡la piscina! Si eres de esos afortunados que cuenta con una en casa, seguro que tienes pendiente darle un lavado de cara.

Dar pintura a la piscina es una tarea que requiere de una pequeña dosis de paciencia y muchas ganas. El resultado merece mucho la pena. 

Para hacerte más llevadero todo este proceso, lanzamos este post con varias claves para aplicar la pintura para piscinas de la forma más efectiva. Ya verás que no es necesario ser ningún experto para pintar tu piscina.

¡Vamos a ello!

Cuando se trata de pintar una piscina, primero debes seleccionar la pintura adecuada. Dentro de nuestro catálogo de pinturas para exterior, te ofrecemos nuestra pintura especial para piscinas: Azurel (blanca y azul). Ideal donde se precisa buena resistencia al desgaste y al agua. Además proporciona un bello aspecto decorativo de gran duración.

1 . Lo primero...

Antes de comenzar a pintar la piscina, ésta ha de estar al menos dos meses llena de agua. 

2 . Tratar la superficie

Después, trataremos la superficie con ácido muriático para así eliminar todos los restos de salitre y sarro y para permitir una mejor adherencia de las pinturas.

3. Tipo de pintura

No hace falta que pintes con la misma pintura de piscinas que utilizaste otros años. Lo que es importante es que la superficie esté preparada y muy limpia. Por ello, después de haber aplicado el ácido es recomendable lijar la superficie y luego llevar a cabo un buen enjuague para asegurar la eliminación de todo residuo.  

4. Repintados

En caso de repintados te recomendamos aplicar dos manos, diluidas adecuadamente y en espesores bajos, para permitir el mejor curado y asegurar una mayor duración.

5. Llenado de la piscina

La pintura de las piscinas debe dejarse secar cómo mínimo una semana antes de proceder al rellenado de éstas. Es necesario dejar que la película adquiera totalmente la resistencia al agua que va a necesitar para resistir una prolongada inmersión, y el ataque de los productos que normalmente se usan para mantener el estado sanitario del agua. 

6. Manos a la obra

Utilizar pincel y rodillo de lana, de pelo mediano o largo. Aplicar siempre una primera mano de la pintura seleccionada con una dilución del 20 al 30 %, respetando el diluyente indicado para cada caso. Homogenizar el contenido de los envases con una espátula ancha y movimientos circulares. Dejar secar perfectamente la primer mano antes de aplicar la segunda (un mínimo de 6 horas en condiciones ambientales adecuadas). Aplicar la segunda mano, también diluida con un 10 a 15 % de diluyente. Se recomienda siempre aplicar manos delgadas para evitar que queden solventes obstruidos. La temperatura ambiente debe ser mayor a los 10°C, y el porcentaje de humedad relativa ambiente menor al 90 %. No deben aplicarse las pinturas sobre superficies húmedas (por rocío o lavado), ni con las superficies muy calientes por efecto de la radiación solar. Para ello se recomienda pintar a partir de las 9 de la mañana, tratando de hacerlo en las paredes que no están expuestas fuertemente al sol. Una vez terminada de aplicar la segunda mano, dejar secar muy bien las pinturas antes de llenar la pileta por 7 días, en condiciones adecuadas de temperatura y humedad. No aplicar las pinturas si se prevén lluvias repentinas.

20/04/2022 Actualidad 102

ha sido añadido a su lista de deseos

Continuar comprando Mi lista de deseos